Skip to content

De letras e iletrados

11/06/2022

Maniatado por la economía, empantanado en la política, la emprende con la lengua. De los sos oios tan fuerte mientre lorando, Rudrijez tornaua la cabeça e estaua los catando: Ordénese: ¡no al lenguaje inclusivo! dijo, con fingida voz de mando. En afán por pasar de la alcaldía a la presidencia, ya lo vee Rudrijez que del rey non auie graçia.
Como gesto de afirmación, quiere volver al castellano antiguo. No entiende bien el Cantar del Myo Cid y se conforma con vetar la ‘e’, que tampoco comprende, como la mayoría de quienes defienden u ofenden su uso.
Sospiro Rudrijez, campeador de bicisendas, ca mucho auie grandes cuydados. Ffablo el alcalde bien e tan mesurado: “Con la ‘e’ fuimos para atrás en las pruebas educativas… Los docentes tienen que respetar las reglas del idioma español y en sus comunicaciones oficiales”. Dos años atrás el campeador refrendó un decreto según el cual todo mayor de 60 años debía pedir autorización telefónica para salir a la calle por dos horas, una vez por semana. Desde el sillón de Rivadavia respaldaron al socio sin demora. Eran otros tiempos…
Autoritarismo sin espada, ignorancia sin disculpas. No se legisla sobre la lengua y no existe un “idioma español”. Periodistas tan cultos como el primer edil explican que la Real Academia Española guía el lenguaje y no dudan en denostar la ‘e’ como modo de evitar la exclusión de media humanidad en el habla o, peor aún, la repetición con lucidez de topos “argentinas y argentinos, alumnos y alumnas, estudiantes y … (ah, no, aquí sí se puede usar la ‘e’)”. Admítase que la academia sea tal. Pero de seguro no es española, ya que tal lengua no existe y la corporación trata sólo del castellano. En cuanto a lo de Real… sorprende que tanto recién graduado en republicanismo defienda ese adjetivo sin reflexionar.
A su alrededor Rudrijez Vio puertas abiertas e vços sin cannados. Desolación total, como resultado de la guerra perdida contra la inflación, que no es cosa de moros, pero cae impiadosa como alfanje sobre todes… menos algunes. Alcandaras uazias sin pielles e sin mantos, e sin falcones e sin adtores mudados. Halló sin embargo fácil enemigo a la mano: CEO’s sindicales prestos a posar de progresistas. Mas dezid nos del sindicato, de que sera pagado,
O que ganançia nos dara por todo aqueste anno?
A Rudrijez e a los suyos abastales de pan e de uino. Así que pueden prometer: Que non me descubrades a moros nin a christianos; por siempre uos fare ricos que non seades menguados.
Tiene su encanto el castellano antiguo. Y es un placer inmenso leer, entre tantas maravillas de nuestra lengua pasada, el Cantar del Myo Cid. Si personajes públicos simpre prestos a emitir opinión cambiaran twitter por ese deleite, podrían reflexionar sobre el habla, los pueblos y la historia. Y evitar la paradoja de no entender los versos del Cid Campeador, escrito mil años atrás, pero pretender eterno el castellano del siglo XX. Detener el tiempo, frenar la evolución del lenguaje, no es cosa de reaccionarios. Hace falta mucho menos para tamaña pretensión.
Assi ffagamos nos todos iustos e peccadores.
Estas son las nueuas de Myo Çid el Campeador.
En este logar se acaba esta razon.

Buenos Aires, 10 de junio de 2022
@BilbaoL

Desde → Artículos

No hay comentarios

Deje su respuesta

Nota: XHTML está permitido. Su dirección de correo no será publicada.

Suscribirse a este comentario vía RSS